Adolescentes

Fomentar el buen comportamiento en adolescentes: 20 consejos

Fomentar el buen comportamiento en adolescentes: 20 consejos



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

1. Tómese el tiempo para escuchar activamente
Escuchar activamente significa prestar mucha atención a lo que dice y siente su hijo, en lugar de pensar en lo que quiere decir a continuación. Esto le muestra a su hijo que le importa y que le interesa.

2. Establecer reglas claras sobre el comportamiento
Las reglas familiares aclaran las expectativas sobre el comportamiento. Si puede, involucre a todos los miembros de la familia en las discusiones sobre las reglas. Intenta mantener las reglas positivas. Por ejemplo, en lugar de decir 'No seas irrespetuoso', podrías decir: 'Nos hablamos con respeto'.

3. Reglas rotas: seguimiento con calma, firme y consistente
Puede hacerlo utilizando una consecuencia breve y justa que usted y su hijo hayan acordado de antemano. Ayuda si vincula la consecuencia a la regla quebrantada, por ejemplo, 'Debido a que no regresó a casa a la hora acordada, deberá quedarse en casa este fin de semana'. Esto también le ayuda a comunicar sus expectativas sobre el comportamiento futuro.

Puede leer más sobre cómo establecer límites y utilizar las consecuencias en nuestro artículo sobre estrategias de disciplina para adolescentes.

4. Fomentar la autorreflexión
Si necesita usar una consecuencia, explique por qué lo está haciendo. Esto le da a su hijo la oportunidad de reflexionar sobre lo que podría cambiar para evitar que el problema vuelva a surgir. Por ejemplo, podrías decir algo como: 'Gemma, me preocupo cuando te quedas fuera hasta tarde sin decirme lo que estás haciendo. La próxima vez, te recogeré a las 10 pm. ¿Qué podrías hacer diferente la próxima vez para que no obtengas una consecuencia?

Haga un seguimiento preguntándole a su hijo cuál sería una consecuencia justa si vuelve a ocurrir.

5. Intenta ser un modelo positivo
Los niños, incluso los adolescentes, hacen lo que usted hace, por lo que ser un modelo a seguir para su hijo es una forma poderosa y positiva de guiar el comportamiento de su hijo. Por ejemplo, cuando su hijo lo ve siguiendo las reglas de la familia usted mismo, obtiene un poderoso ejemplo.

6. Elige tus batallas
Antes de entrar en conflicto por el comportamiento de su hijo, pregúntese: "¿Esto realmente importa?" y '¿Vale la pena luchar por esto?' Menos comentarios negativos significa menos oportunidades para conflictos y malos sentimientos.

7. Tómate en serio a tu hijo
Su hijo es un individuo y necesita saber que es valorado, aceptado y respetado por lo que es. Una forma de hacerlo es tomarse en serio sus ideas y opiniones en desarrollo, incluso si no necesariamente está de acuerdo con ellas.

8. Dele responsabilidad a su hijo
Aprender a manejar la responsabilidad es uno de los mayores desafíos de la adolescencia y un paso importante para convertirse en adulto. Darle a su hijo la responsabilidad en ciertas áreas, como dejar que elija su propia ropa o peinado, puede ayudar a aumentar la autonomía y la independencia. También puede ayudarte a evitar batallas por las pequeñas cosas.

9. Aborde los problemas de manera positiva
Ya sea una discusión con su hijo o un desacuerdo con su pareja, el uso de habilidades positivas para resolver problemas ayuda a mantener la calma. También le da a su hijo un gran ejemplo a seguir.

10. Elogie a su hijo
El elogio descriptivo y el estímulo son motivadores poderosos. Los adolescentes pueden parecer autosuficientes, pero su hijo todavía quiere y necesita su aprobación. Cuando note y comente las elecciones responsables y el comportamiento positivo de su hijo, lo alienta a seguir comportándose de esa manera. Solo recuerde que los adolescentes a menudo prefieren que los elogie en privado en lugar de frente a sus amigos.

11. Planifique con anticipación las conversaciones difíciles.
Cuando necesite tener conversaciones difíciles, es una buena idea pensar con anticipación sobre lo que dirá y cómo podría sentirse su hijo. Esto puede ayudarlo a evitar conflictos.

Organizar un momento y un lugar donde pueda tener algo de privacidad también ayuda. Por ejemplo, 'Izzy, me gustaría hablar con usted sobre algunas cosas que están sucediendo en la casa. Podemos hablar sobre eso con pizza el sábado por la noche. ¿OKAY?'

12. Sigue "completando" tu relación
Puede ser útil pensar en su relación con su hijo como una especie de cuenta bancaria. Pasar tiempo juntos, divertirse y brindar ayuda y apoyo son 'depósitos', pero los argumentos, las culpas y las críticas son 'retiros'. El truco es mantener la cuenta equilibrada, o incluso en negro.

13. Comparte tus sentimientos
Decirle honestamente a su hijo cómo le afecta su comportamiento puede ayudarlo en su relación. Las declaraciones de 'yo' pueden ser de gran ayuda aquí. Por ejemplo, decir 'Realmente me preocupo cuando no llegas a casa a tiempo' probablemente obtendrá una mejor respuesta que '¡Sabes que se supone que me llames después de la escuela!'

14. Aprende a vivir con errores
Todos cometen errores y nadie es perfecto. Se trata de cómo lidiar con los errores, tanto los suyos como los de su hijo, cuando ocurren. Asumir la responsabilidad por los errores es un buen primer paso, y luego decidir qué puede hacer para mejorar las cosas podría ser su próximo paso.

Pedirle perdón a su hijo cuando comete un error ayuda a que su relación siga bien.

15. Busque maneras de mantenerse conectado
Puede mantenerse conectado con su hijo pasando un tiempo especial y agradable juntos.

Lo bueno es que a veces los mejores momentos son casuales y no planificados, como cuando su hijo decide contarle sobre su día en la escuela durante el lavado. Cuando ocurran estos momentos, trate de detener lo que está haciendo y preste toda su atención a su hijo. Esto envía el mensaje: "Eres importante para mí y te amo".

16. Respete la necesidad de privacidad de su hijo
Los adolescentes anhelan un poco de privacidad y un espacio propio.

Pedirle permiso a su hijo para entrar a su habitación, y no pasar por su teléfono o sus pertenencias, son formas de mostrar este respeto. Otra forma podría ser pensar en lo que realmente necesita saber y lo que puede dejarse en privado entre su hijo y sus amigos.

17. Fomentar un sentido de pertenencia
Los rituales familiares pueden darle a su hijo una sensación de estabilidad y pertenencia en un momento en que muchas otras cosas a su alrededor, y dentro de él, podrían estar cambiando. Algunas familias pueden optar por tener noches de pizza familiares los viernes, panqueques para el desayuno los domingos o tradiciones particulares para celebrar cumpleaños.

18. Cumple tus promesas
Cuando cumple con las promesas, buenas o malas, su hijo aprende a confiar y respetarlo. Sea claro y consistente, y prometa solo lo que sabe que puede cumplir.

19. Tener expectativas realistas
Tal como lo haría, su hijo probablemente se resbale y rompa las reglas a veces. Los adolescentes y sus cerebros todavía están en construcción, todavía están averiguando quiénes son. La prueba de los límites es parte del proceso, por lo que ayuda a ser realista sobre el comportamiento de su hijo.

20. Busca el lado divertido de las cosas
Reírse o hacer bromas puede ayudar a calmar la tensión y los posibles conflictos, y evitar que usted y su hijo tomen las cosas demasiado personalmente. A veces también puedes usar una broma o una risa para iniciar una conversación difícil.


Ver el vídeo: Cómo mejorar la comunicación con tus hijos adolescentes. Patricia Ramírez, psicóloga (Agosto 2022).